Del 9 al 11 de diciembre fui a Vancouver con mi familia por asuntos personales.

Nos hospedamos en el Westin Bayshore Hotel, muy bien ubicado, con impresionantes vistas desde nuestra habitación del 9° piso y un desayuno muy bueno (a la carta, no el buffet).

Nos encanta Vancouver. Es una ciudad hermosa, con gente estupenda y increíble comida asiática … pero con un clima horrible (al estilo de Londres: gris y lluvioso). Una camarera nos dijo que lo llaman “control de población”, para evitar que todo Canadá quiera mudarse allí :-) Por suerte, el lunes, el día que salimos, no llovió.

Deliciosa comida que probamos: - Nero Belgian Waffle Bar - New Town Bakery & Restaurant - Sushi Itoga - Incluso de vuelta en el aeropuerto de Toronto, Red Rocket 192 Grill