El 13 y 14 de octubre estuve en Beijing participando en un programa de la Escuela de Negocios de Cheung Kong CKGSB llamado China Start: un programa de inmersión en China de una semana de duración para empresas de nueva creación y crecimiento a nivel mundial para aprender conocimientos específicos de China, establecer contactos con posibles socios locales y promover la inversión china. El programa es administrado por Bo Ji (Representante Jefe, GKGSB Europa; Decano Asistente, Educación Ejecutiva Global) y su increíble equipo.

Participé en el evento junto con otros 11 ejecutivos de 7 empresas y 8 países (Singapur, Italia, Brasil, España, Polonia, Noruega, Reino Unido e India).

Después de volar vía Munich a Beijing, y lograr llegar en metro al Grand Hyatt Beijing, que por cierto tiene una increíble piscina interior, apenas tuve tiempo para ducharme, cambiarme e ir directamente al primer evento: una reunión anual de ex-alumnos de CKGSB Beijing solo por invitación invitación y de gala organizada en el Hotel Saint Regis, a la que asistieron muchas celebridades (cantantes de ópera, actrices, personalidades de televisión, etc.) y antiguos alumnos famosos (después de todo, muchos de los fundadores y directores generales de las compañías chinas más grandes, como Alibaba, Tencent o Sinopec son ex alumnos de CKGSB).

Al día siguiente comenzamos temprano, con una conferencia muy interesante en el campus de Beijing de CKGSB sobre “La transformación de China y sus posibles implicaciones globales” por el decano fundador de CKGSB, Prof. Xiang Bing. El profesor Bing no rehuyó las preguntas y críticas sobre los derechos humanos, la democracia y la libertad en China. Demostró libertad de expresión al tiempo que explicaba la importante diferencia cultural entre Oriente y Occidente. Una clave muy importante: la armonía.

Luego asistimos a otra conferencia titulada “Obtener inversión en China”, esta vez por uno de los 30 principales inversores en China, Yang Ge (Gary), socio fundador de Sky Saga Capital. Quizás la conferencia más débil de todo el programa, ya que simplemente repitió la misma información y conceptos que los inversores de Silicon Valley siguen repitiendo todos los días.

Después de un almuerzo buffet para establecer contactos con inversores invitados, participamos en un evento de presentación al que asistieron casi 150 inversores. Una vez que terminó el evento, nos dieron un recorrido por la planta conjunta de fabricación de automóviles Hyundai / Baic en Beijing, camino al aeropuerto, donde tomamos un vuelo a Shanghai.